Concertar una cita

Centro Autorizado Comunidad de Madrid Registro Número CS-14320
Psicóloga Colegiada Número M-27023

Llámanos:
669 246 158

Envíanos un email:
blanca@blancapsicologos.com

Trastornos Alimenticios

Aprende a gestionar tus pensamientos y emociones, aprende a ser Feliz

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA (TCA)

ES UN SENTIMIENTO QUE PUEDE ALTERAR TU VIDALos trastornos de la conducta alimentaria, son un grupo de trastornos mentales cuya característica principal es una conducta alterada ante la ingesta alimentaria o la aparición de comportamientos de control de peso. Ello conlleva como consecuencia, tanto problemas físicos como problemas en las relaciones sociales y en el contexto que rodea al individuo. Son trastornos de origen multifactorial, originados por la interacción de diferentes causas, ya sea psicológicas, familiares, socioculturales, etc.

Los factores que determinan los TCA pueden agruparse en tres categorías:

  • Factores de predisposición al trastorno: relacionados con la vulnerabilidad de la persona para padecer el trastorno, entre ellos ciertos rasgos de personalidad como pueden ser:
    • Autoexigencia elevada, perfeccionismo obsesivo, necesidad de control y rigidez cognitiva, son rasgos que suelen estar muy relacionados con la aparición de un TCA
    • Baja autoestima: Tener una baja autoestima, haciendo una valoración negativa e insatisfactoria de uno mismo incrementa la probabilidad de padecer un TCA.
    • Imagen corporal negativa: Las personas que cursan un TCA no tienen una imagen real de su propio cuerpo. Sus pensamientos y emociones hacia su cuerpo suelen ser bastante negativos.
    • Necesidad de control y autocrítica elevada recurrente
    • Adolescencia: La adolescencia es la etapa vital en la que existe un mayor riesgo de desarrollar un TCA. Esto sucede porque durante esta etapa, la personalidad, autoestima y rol social de la persona están en pleno desarrollo y, por tanto, son más vulnerables ante un entorno social donde la importancia de la imagen es excesivamente elevada.
  • Factores desencadenantes: Entre otros, situaciones de estrés que inducen a la aparición del trastorno en un momento concreto, experiencias vitales estresantes, cambios traumáticos en la estructura familiar como, por ejemplo, la muerte de uno de los miembros de la familia, un divorcio entre los padres, etc. Estos factores puede aumentar la probabilidad de la aparición de un TCA.
  • Factores de mantenimiento: una vez instaurado el trastorno, situaciones o vulnerabilidades que favorecen que el trastorno se perpetúe.

CLASIFICACIÓN DE LOS TCA

Los TCA más conocidos son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa, pero también existen otros, como el trastorno por atracón, la ortorexia (la obsesión por la comida sana) y la vigorexia (la obsesión por el ejercicio físico).

MANIFESTACIONES CLÍNICAS COMUNES ENTRA ANOREXIA NERVIOSA Y BULIMIA NERVIOSA

Ambos trastornos comparten la excesiva preocupación por la imagen corporal y el peso, tanto que llega a alcanzar extremos irracionales en la anorexia nerviosa, no así en la bulimia nerviosa. A nivel físico destaca el cuadro de malnutrición con sus complicaciones, siempre presente en la anorexia nerviosa y posible en el caso de la bulimia nerviosa. Un rasgo habitual de estos trastornos es la falta de conciencia de enfermedad por parte de la persona afectada. La persona afectada no es capaz de identificar las consecuencias negativas del trastorno , ni de la necesidad de hacer tratamiento.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS EN LA ANOREXIA NERVIOSA

  • Rechazo al peso normal o al aumento de peso y distorsión de la imagen corporal: las personas que sufren anorexia nerviosa, están centradas en su peso corporal, en el temor a engordar y al sobrepeso. El descontento con la imagen corporal es el principal motivo para la pérdida de peso, sobre todo si se asocia con baja autoestima.
  • Suelen estar presentes síntomas como humor depresivo, apatía, dificultad para concentrarse, ansiedad, irritabilidad, aislamiento social, pérdida de la libido, rumiaciones y/o rituales obsesivos alrededor de la comida
  • Rasgos psicológicos: autoexigencia elevada, perfeccionismo obsesivo, necesidad de control, rigidez cognitiva y baja autoestima.
  • Alteraciones fisiológicas: como consecuencia de la pérdida de peso aparecen alteraciones secundarias a la desnutrición, especialmente hormonales y metabólicas.
  • Amenorrea (primaria o secundaria): síntoma característico de la enfermedad y puede aparecer hasta en el 70% de los casos.
  • Hiperactividad física: el ejercicio físico deliberado dirigido a quemar calorías y perder peso, que suele practicarse en solitario, tiene características obsesivas, se da en una minoría de pacientes.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS EN LA BULIMIA NERVIOSA

  • Pérdida de control sobre la conducta alimentaria, con episodios recurrentes de ingesta voraz (atracones). En estos atracones, se ingiere gran cantidad de alimentos en cortos períodos de tiempo. La duración de estos períodos puede ser variable (alrededor de dos horas), de hecho no se considera como atracón el estar ingiriendo pequeñas cantidades de comida a lo largo del día. El tipo de alimentos consumidos durante el atracón varía, en la mayoría de casos se ingieren dulces y alimentos con un alto poder calórico. Todo ello se acompaña de sensación de falta de control y pueden reducir la disforia de forma transitoria, pero siempre van seguidos de sentimientos de culpa, autodesprecio o humor depresivo.
  • Presencia de conductas compensatorias para impedir el aumento de peso, como por ejemplo se provocan el vómito después del atracón. El efecto inmediato es el alivio del malestar físico y psicológico y la reducción del miedo a ganar peso. También pueden utilizar para evitar el aumento de peso laxantes, diuréticos y ayuno, así como la realización de ejercicio físico excesivo.
  • Preocupación persistente por el peso y la figura: se trata de un miedo y un sufrimiento angustioso a engordar.

¿QUÉ PUEDE HACER LA FAMILIA?

Las familias de personas que padecen un TCA suelen sentirse muy afectadas, y con continua sensación de impotencia ya que no saben bien como poder abordar este tema, se sienten desorientadas y muchas veces hasta culpables por lo que le está ocurriendo a su hijo/a. Las oscilaciones de ánimo e irritabilidad, el continuo rechazo y las conductas hostiles, hacia sus familiares, que suelen realizar las personas con TCA hacen muy difícil su convivencia y el poder brindarles ayuda, con el consiguiente deterioro y desgaste en las relaciones familiares y con un gran aumento de conflictos familiares. A todo ello se añade la lógica preocupación por la salud de la persona que padece un TCA que en ocasiones llega a que los familiares mantengan actitudes controladoras que pueden resultar contraproducentes.

Por todo ello hay que destacar la importancia del asesoramiento y resolución de dudas a los familiares. En blancapsicologos las familias contarán con este asesoramiento y orientacion.

En blancapsicologos las familias contarán con este asesoramiento y orientacion.

LLAMA AHORA 669 246 158

Si Prefieres que te llamemos Nosotros:

Trastornos Alimenticios - Blanca Psicólogos

ÚLTIMOS POST

CATEGORIAS

¿NECESITAS QUE TE AYUDEMOS?

Contacta con nosotros y empieza a solucionar tu problema.
Sin duda hay solución.

669 246 158

blanca@blancapsicologos.com
C/Sánchez Barcáiztegui, 33 – Esc.Izda., 2º D
28007 Madrid

Trastornos Alimenticios - Blanca Psicólogos
Image

En Blancapsicólogos, todos nuestros pacientes que quieran, cuando sea el momento idóneo, podrán gratuitamente participar en nuestro grupo de autoayuda a la ansiedad, donde compartirán sus experiencias y de la misma manera se podrán beneficiar de la experiencia de otras personas que han ganado la batalla a la ansiedad.

Sin duda hay solución.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies